¿Por qué el compliance es fundamental en el tercer sector? - Lexpirit
Despacho profesional de abogados especializado en la prestación de servicios de ética y cumplimiento normativo («compliance») para empresas, fundaciones, asociaciones y, en general, para cualquier tipo de organización. Diseñamos sistemas integrales de ética y programas de compliance, implementamos y gestionamos canales internos de denuncia, y contribuimos a establecer sistemas y políticas y a redactar memorias de responsabilidad social acordes con los requisitos de cada sector y con los requerimientos de los correspondientes grupos de interés.
Compliance Services
869
post-template-default,single,single-post,postid-869,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

¿Por qué el compliance es fundamental en el tercer sector?

¿Por qué el compliance es fundamental para el Tercer Sector?

Casos recientes como el de Oxfam en Haití, donde al menos siete altos directivos presuntamente organizaron orgías sexuales con mujeres a las que debían proteger tras la situación de devastación en la zona que provocó un terremoto en 2010, ponen de relieve con más fuerza que nunca la necesidad de implantar una verdadera cultura de valores en el seno de las compañías y organizaciones.

El caso de esta ONG no es ni será el único, pero ¿qué ha fallado en Oxfam y qué está fallando, en general, para que unas organizaciones creadas de forma altruista para combatir situaciones de desigualdad y abuso terminen siendo protagonistas de unos hechos tan terribles y repudiables?

Con independencia de cuáles sean sus sectores de actividad, las entidades han de procurarse una sólida concienciación: si quieren crear valor y ser sostenibles en el tiempo deben contar con códigos éticos y de conducta de obligado cumplimiento para todos sus miembros.

Pero para que estos sistemas de ética y valores funcionen de manera efectiva las organizaciones han de implementar también instrumentos vehiculares con los que velar por su cumplimiento. Tener políticas de “tolerancia O” ante las irregularidades, un órgano de control interno, un sistema de información de denuncias internas (canal ético) y un sistema disciplinario es la única garantía de que se descubran las conductas contrarias a la Ley y se sancione a los responsables.

En el caso de Oxfam, según se ha publicado, los directivos de la entidad sabían que se habían producido situaciones de abuso a mujeres -sin descartar que algunas pudieran ser menores-, pero decidieron no sancionar. “Miraron hacia otro lado” y llegaron a acuerdos con los supuestos abusadores para que dejaran la organización y buscaran un rápido acomodo en otras organizaciones.

Si Oxfam hubiera contado con una verdadera función de control interno, dotada de autonomía, con recursos y apoyada por consultores externos especializados, esto no habría sucedido. Desde Lexpirit hemos contribuido a que entidades de todo tipo, incluidas organizaciones del Tercer Sector, desarrollen programas de compliance a su medida e implanten una cultura de verdadero respeto a la Ley con el fin de mitigar los riesgos propios de su actividad y evitar las situaciones de incumplimiento.

La ausencia de programas de compliance para detectar y subsanar a tiempo las irregularidades en una organización no sólo la aboca a sufrir elevadas pérdidas económicas, sino que también puede producir un daño reputacional irreversible, con la correspondiente pérdida de confianza por parte de los consumidores y de los grupos de interés.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestras condiciones de uso, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies